Jules Destrooper, galletas belgas con historia.

Las cajas de galletas belgas Jules Destrooper son inconfundibles y su aire retro las hace reconocibles a primera vista. Pero ese aspecto retro de sus cajas y latas no es artificial o buscado, lo tiene porque Jules Destrooper fabrica galletas de calidad desde 1886.

Galletas belgas Jules Destrooper
Thins de almendra de Valencia

Todo comenzó con un comercio de «coloniales» en una pequeña ciudad de Flandes, allí Jules Destrooper vendía productos como café, chocolate o tabaco. Tenía como costumbre premiar a sus mejores clientes con unas galletas de fina almendra que elaboraba el mismo, tan buenas eran que pronto empezó a recibir pedidos…de galletas.

Galletas belgas Jules Destrooper.
Wafle de mantequilla Jules Destrooper

Contento por el éxito de su primera galleta se decidió a centrar su negocio por ese camino y así comenzó a elaborar una segunda receta, el «wafle» de mantequilla. Un biscuit tradicional de Año Nuevo que J. Destrooper le dió una imagen característica con unas lineas cruzadas en forma de diamante. De la estricta selección de ingredientes de primera calidad se ocupaba su esposa Felice.

El buen trabajo trajo los primeros premios con una medalla de oro en la Feria Internacional de Paris en 1911. Ese mismo año la segunda generación de Destrooper se hacía cargo de la compañía. Tras unos años difíciles por el racionamiento de mantequilla después de la segunda guerra mundial en 1956 la tercera generación entra en la compañía y adopta nuevas tecnologías que harán que las galletas Jules Destrooper tengan una conservación más larga y puedan venderse en todo el mundo.

Galletas Jules Destrooper
Florentinas Jules Destrooper

En 1984 Patrick y Peter Destrooper, la cuarta generación, vuelven a dinamizar la empresa mejorando la fábrica original y abriendo una segunda para poder atender la demanda mundial. Gracias a su reputación impecable Biscuiterie Jules Destrooper se convierte en proveedor oficial de la Casa Real belga.

En Mantequerías Sanz tenemos habitualmente la lata surtida réplica de la primera que se comercializó allá por 1900 o cajas de 100 grs de especialidades diferentes de galletas belgas Jules Destroper.

Surtido retro Jules Destrooper