CHARCUTERÍA

CHARCUTERÍA Hay 29 productos.

Filtros activos

A la hora de elegir un buen jamón y embutido es muy importante el tener muy claro lo que se necesita y dejarse aconsejar por profesionales del servicio para la comprar de un producto de máxima calidad.

Para toda la clientela contamos con una excelente selección de jamones y embutidos ibéricos de cebo o bellota 50%, 75% o 100%  Raza Ibérica, Jabugo, de Guijuelo, Extremadura o jamón de Teruel, jamón de Huelva, Jamán ibérico Los Pedroches, jamón Pata Negra,  con Denominación de Origen y teniendo muy presente la relación calidad precio.

Entre la gran variedad de jamones y embutidos que cualquier persona puede comprar en un establecimiento o charcutería gourmet se encuentra: Jamón de cebo de campo ibérico 75% raza ibérica Asomar, jamón de bellota ibérico de Huelva, jamón de bellota ibérico extremeño Dehesa Barón de Ley,  lomo de bellota 100% ibérico Cerdoh, salchichón ibérico extra bellota, chorizo ibérico, jamón ibérico de Guijuelo loncheado al vacío, salchichón ibérico extra bellota, chorizo riojano dulce, lomo de bellota 100% ibérico Mari Pili, chorizo ibérico extra bellota, chorizo riojano, longaniza de Aragón, jamón iberuelo, jamón de Teruel, longaniza de Aragón extra Pastor de Graus, cecina, ahumados de León, etc., entre otros.

El jamón es un producto de gran valor en las cocinas españolas. Además de poder ser consumido directamente, es un ingrediente fundamental en muchos de los platos típicos del la cocina española.
Se trata de un producto de gran importancia en la gastronomía española, por lo que es muy importante el conocer las principales características de cada tipo de jamón para así obtener el máximo rendimiento.


¿Quiere conocer las diferentes clases o tipos de jamones ibéricos y su significado?

La clasificación de un buen jamón  viene dada por la raza del animal y la alimentación.
En función de la raza del cerdo, puede diferenciarse entre:

  • Jamón Ibérico: procedente de cerdos ibéricos, la curación del jamón oscila entre los 20 y 28 meses, dependiendo de su peso.
  • Jamón Blancos: procedente de los cerdos blancos. Su alimentación es a base de pienso. Se trata de un jamón sabroso, agradable al tacto y gusto, con menos grasa y más carne que otra variedad de jamones. Su tiempo de curación oscila entre los 10 y 16 meses, dependiendo del peso.

El jamón ibérico 100%: provienen de un cerdo hijo cuyos padres son 100% ibéricos, inscritos en el libro de raza, son conocidos como puro ibérico o pata negra.
El jamón ibérico 50%, en la que solo uno de los progenitores es el 100% de raza ibérica.

La diferencia básica entre un jamón ibérico de bellota y la de un jamón ibérico de cebo radica en la alimentación que recibe el cerdo ibérico durante su crianza. De este modo puede diferenciarse:

  • Jamón de bellota: se trata de un cerdo ibérico criado en libertad en las dehesas y en sus últimos años de engorde se ha alimentado de pastos naturales y bellotas.
  • Jamón de Cebo de Campo: se trata de un cerdo ibérico criado en libertad, que se ha alimentado de pastos naturales y pienso.
  • Jamón de Cebo: se trata de un cerdo ibérico criado en granjas y no en libertad y cuya alimentación se basa en piensos de cereales y legumbres.
  • Jamón Pata Negra: solo puede aparecer en el etiquetado del producto de mayor calidad, es decir en el de bellota 100% ibérico.

Todo cerdo ibérico es criado y alimentado durante la montanera es decir, durante su última fase de la cría, en un paraje o paraíso ecológico llamado dehesa. Aquí se produce el engorde tradicional entre el roble, la encina, el alcornoque, el quejigo y el fresco, siendo la bellota el alimento fundamental antes del sacrificio.
Un buen jamón ibérico resulta ideal para servir en raciones acompañado en todo momento de un buen vino.

A la hora de comprar un buen jamón es muy importante el conocer la información que se necesita y dejarse a aconsejar por profesionales del servicio, para así comprar exactamente lo que uno quiere y consiguiendo la máxima calidad al mejor precio.
Es muy importante confiar en los expertos en el tema, que en todo momento brindarán todo tipo de información ayudando a conseguir un excelente producto, incluso si lo quiere en piezas enteras o cortadas y envasado, según las necesidades del cliente. 

Es muy importante conocer la información que nos aporta la brida. La brida (etiqueta de plástico que de manera obligatoria deben de llevar todos los jamones ibéricos en la pata, para ser identificado correctamente) es una gran fuente de información. Se trata de una de las identificaciones más importantes ya que está indicando el tipo de jamón ibérico que uno está comprando.

Hay bridas de diferentes colores:

  • Brida Negra: si el jamón lleva una brida negra, significa que uno se encuentra ante el jamón ibérico de más calidad, se trata de un jamón 100% ibérico de bellota.
  • Brida Roja: si el jamón lleva colocada en su pata una brida roja, puede decirse que se trata de un jamón ibérico de bellota, entre el 50% y 75%. Seguramente en la etiqueta viene identificado el porcentaje de ibérico.
  • Brida Verde: la brida verde significa que se trata de un jamón ibérico de cebo de campo y que puede tener diferentes porcentajes de ibérico. Para identificarlo es preciso mirar la información que se encuentra en la etiqueta.
  • Brida Blanca: la brida blanca se coloca en aquellos jamones ibéricos de cebo.

Tanto el jamón ibérico de bellota como el jamón de cebo de extrema calidad y excepcional sabor, acompañado de unos buenos embutidos y un buen queso gourmet son unas maravillosas opciones para sorprender a cualquier invitado.

Un buen queso gourmet de elaboración 100% artesanal, elaborado con la mejor leche de oveja, cabra, vaca, nunca deben de falta en la mesa de un buen restaurante o si desea sorprender a un invitado especial.

Comprar un queso por Internet

Quesos artesanos de Aragón, quesos nacionales manchegos, asturianos, torta el casar, y de importación ya sean italianos, franceses, suizos, holandeses, nunca debe faltar en el hogar.
Queso viejo de oveja Ciudad de Sansueña, Queso curado de cabra de Tronchón, Queso de oveja curado Flor de Aspe, queso Morbier, queso Pecorino Moliterno al tartufo, queso Comte, queso Stilton, queso Galmesano, queso de Ossau Aramits entre otros.

Un buen queso de oveja aporta mucha energía, ayuda a tratar y prevenir enfermedades como la osteoporosis, contiene menos lactosa que cualquier otro tipo de queso, y es una manera de incluir minerales en la dieta.
El queso de cabra y el queso de vaca aportan importantes y variados nutrientes.

Existen verdaderos amantes del queso que en cualquier momento se comerían un trocito de queso acompañado de un buen vino.
Entre los diferentes tipos de quesos más consumidos en el mundo se encuentran:
Queso Edad, queso Brie, queso Suizo, queso Stilton, queso Gruyere, queso Camember, queso Roquefort, queso Mozzarella, queso Parmesano, queso Gorgonzola, queso Munster, queso Cheddar, queso Romano, queso Gorda, queso Havarti, queso Halloumi, queso Bitto, queso Cabrales, queso de Burgos, queso Provolone, queso Manchego, queso Maasdam, etc.

El queso también puede ser utilizado para elaborar de una manera fácil y rápida una buena salsa, como macarrones a la carbonara con queso crema.
La salsa elaborada con queso cheddar es ideal para elaborar una increíble salsa para nachos, hamburguesas o perritos calientes y para combinar con verduras o ensaladas una salsa cremosa elaborada con un queso ligero es la mejor opción.

En la charcutería gourmet también puede comprarse queso vegano hecho a base de agua, aceite de coco, almidón y saborizante, de textura y sabor muy similar al queso tradicional. Es un queso más saludable, ligero y económico.

El queso también es muy utilizado para la elaboración de recetas tanto en primeros y segundos platos, ensaladas, bizcochos, postres, en el desayuno untado en una buena rebanada de pan tostado, para merendar en un bocata con embutido como longaniza catalana o longaniza de graus, croquetas para el aperitivo, etc.

Un buen queso, junto con un buen embutido (chorizo, longaniza) y un trocito de un buen jamón ibérico son los alimentos que nunca deberían de faltan en toda dieta mediterránea.

Compre estos productos en un establecimiento, asegurándose de la mejor relación calidad precio. También puede hacerlo vía on-line o a través de una llamada de teléfono.